¡Viva el «muvimiento»!

La cafetería del MUVIM ha reabierto con un nuevo proyecto que combina gastronomía y actividades culturales. Se llama Muviment y todos los domingos por la mañana a las 12:30, bajo el nombre de «Muvinens», programa actividades dirigidas a un público infantil y, a juzgar por lo visto hasta ahora, lo hace con gusto y buen criterio.

En pasadas semanas, tuvimos la oportunidad de ver a la Pool Jazz, un combo de músicos y artistas ambulantes, que ofreció un concierto didáctico e interactivo donde el público más pequeño interactuaba con la banda mientras aprendía nociones básicas de música moderna. Y también pudimos asistir a una animación educativa organizada por Komba, que incluía circuito sensorial, facepanting y un taller de manualidades.

Para este primer domingo de enero a las 12:30, está prevista una actividad para experimentar con la música en familia con Music together, academia musical para padres e hijos que trata de fomentar las habilidades musicales de los más pequeños a través del juego. La duración será de 45 minutos y la edad recomendada es de 0 a 5 años. La entrada es libre.

Y el domingo 12 de enero a la misma hora, toca «Cuentos y leyendas de África«, un espectáculo para todos los públicos que tiene como objetivo dar a conocer la cultura africana a través de su folklore, mediante la narración oral, la música y la danza.

Con estas propuestas tan variopintas e interesantes, «Muvinens» se está ganando por mérito propio un hueco en la agenda cultural de los peques.  ¿Nos vemos allí?

 

 

Un año más celebramos la Navidad en familia…y ¡nunca mejor dicho!

Es tradición en los centros educativos celebrar la Navidad con festivales de villancicos, bailes y disfraces. A nosotros nos gusta aprovechar cada ocasión para compartir la escuela con las familias, ofreciendo distintas propuestas para que mayores y pequeños disfruten de un rato jugando juntos.

Este año, tras el éxito de la celebración de Halloween, exploramos en equipo el significado y el propósito de las celebraciones escolares. Para nosotros, es importante reunirnos para disfrutar conectando con las familias, que madres y padres pasen un buen rato con sus hijos en “su espacio”, que las familias se conozcan un poco mejor y conseguir todo esto transmitiendo nuestros valores.

Dentro del marco del proyecto “un ituitu más verde”, en Halloween mostramos algunas de las terribles consecuencias de nuestros hábitos de consumo y estilo de vida y para Navidad, hemos querido recordar que no hay nada mejor que regalar recuerdos y que éstos bien se pueden forjar en casa, sin necesidad de ir muy lejos, con juegos sencillos que podemos elaborar fácilmente.

También hemos querido celebrar la Navidad de la forma más respetuosa. Respetuosa con el medio ambiente utilizando materiales reciclados para las actividades, respetuosa con las familias ofreciéndoles tiempo de calidad y sobre todo, respetuosa con los niños. Este es un proceso que comenzó hace unos años, cuando empezamos a rebajar el contenido de los regalos que se llevaban las familias a casa. Una felicitación, un adorno navideño, mermelada casera, unas galletas… todo elaborado por sus hijos. Esto suponía varias semanas de actividades dirigidas, con objetivos muy concretos que cumplir.

Poco a poco, fuimos dando más protagonismo al descubrimiento de los niños de las tradiciones de esta época del año y menos al producto que elaborarían para sus familias. También por ser lo más respetuosos posible, este año no ha habido disfraces. Para muchos, es algo incómodo y preferimos esperar al Carnaval, que está a la vuelta de la esquina. Al mismo tiempo que hemos reducido en elaboración de regalos y disfraces, hemos mimado los recursos del aula y la Navidad está presente en un montón de rincones de la forma más sutil, desde actividades de psicomotricidad fina hasta la definición de series.

El resultado ha sido un trabajo más pausado y más detallado sobre la Navidad y una fiesta más íntima, quizá menos vistosa ,pero hecha a su medida, que hemos disfrutado muchísimo.

 

DIY: Decoraciones navideñas

Las vacaciones dan mucho juego para pacer cosas juntos. Un paseo, unas galletas caseras o unos adornos navideños son de nuestras actividades en familia favoritas, tanto por el proceso como por el hecho de que los niños pueden disfrutar de su resultado al final. En el caso de las galletas, porque se comerán lo que ellos mimos han elaborado y en el caso de los adornos, estarán satisfechos al ver su aportación a la decoración de la casa.

Hoy os proponemos hacer estos adornos con elementos naturales. Nada mejor que salir a dar un paseo y traerse a casa tesoros que hayamos encontrado por el camino (piñas, palos, piedras, hojas, etc…)

Con tres palitos, unas ramitas con hojas verdes o flores, si lo preferís, y cuerda de pita o hilo rojo o verde, se pueden elaborar unos preciosos arbolitos como estos.

Los palos los hemos pegado con silicona para que dure más, pero se pueden atar con la propia cuerda de pita.

En el vértice superior, haced con cordón o pita el colgador y ¡ya está listo para decorar el árbol de Navidad!

 

 

 

Pasta con brócoli y panceta

La pasta es siempre uno de los platos favoritos de los niños. Asegurarse de que no la toman sólo con tomate está en nuestra mano y es una oportunidad genial para introducir una gran variedad de verduras. Con este plato, de fácil elaboración y delicioso para toda la familia, podemos conseguir que se acostumbren desde pequeños al color verde en la comida y que de ese modo no la rechacen más adelante.

Ingredientes:

  • 300 gr Penne/macarrones (aunque también puede hacerse con espagueti)
  • 1 brócoli
  • 2 dientes de ajo
  • 150 gr de bacon o panceta
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Parmesano rallado

Elaboración:

Corta el brócoli en arbolitos pequeños y el ajo en láminas. Fríelo todo con el aceite de oliva. Cuando esté listo, retira el ajo y tritura el brócoli con una batidora. Puedes añadir un poco de agua (de la misma pasta) o de caldo de verduras, dependiendo de lo espeso que lo que quieras. En la misma sartén, fríe la panceta o bacon. Añádele el brócoli triturado y mézclalo todo con la pasta.

Cuando te parezca oportuno, puedes empezar a dejar algunos trozos de brócoli enteros.

Sirve con parmesano rallado al gusto… ¡y a disfrutar!

 

Green Christmas

Ni blanca, ni roja: ¡Este año la Navidad será más verde que nunca con la Green Christmas de ituitu!

Una Escuela de Navidad diferente, con espíritu ecológico y corazón comprometido, en la que aprenderemos el verdadero significado de la Navidad: cuidar.

Nuestra sala polivalente se convertirá en un taller de objetos, con secciones como el hospital de libros rotos o la zona de lavado. Allí nuestros niños aprenderán a dar una segunda vida a sus juguetes, libros o disfraces favoritos. Una alternativa divertida y práctica al consumismo para que se familiaricen con la reutilización y el reciclaje.

La vida es un regalo y lo celebramos -más que nunca- en Navidad, por eso de ese taller saldrán los presentes con los que podrán obsequiar a quien ellos elijan: mamá, el yayo, un compañero… Así experimentarán que para expresar cariño no hace falta comprar un regalo caro: bastan sus manitas, un poco de maña y mucha ilusión.

El fomento de la autonomía y el respeto a uno mismo y a los demás estarán, como siempre, en la base de nuestro enfoque pedagógico. Las dinámicas en la asamblea estarán dirigidas a crear un grupo acogedor en el que todos puedan sentirse a gusto.

La Escuela de Navidad Green Christmas está dirigida a niños de 3 a 6 años. Tendrá lugar los días 23, 26, 27, 30 de diciembre y 2 y 3 de enero. Se puede hacer la inscripción por el período completo o por días sueltos; en horario de jornada completa o en media jornada.  Las plazas son limitadas, así que os recomendamos realizar la reserva cuanto antes escribiendo a direccion@ituitu.es o en el teléfono 633674357.

DIY: Actividades con elementos naturales

Este tipo de actividades son juegos donde los elementos naturales nos ofrecen, por sí mismos, una variedad de posibilidades de juego, de exploración, de investigación y de disfrute.

Lo ideal de estos juegos es que haya un previo a la actividad como tal, que consista en ir recogiendo los tesoros naturales (hojas, piedras, piñas, frutos, etc…) Se puede hacer en una salida al parque, o en varias fases y así poder también clasificar los materiales recogidos poco a poco.

En cualquier caso, esto es una oportunidad que nos permite seguir al niño y la niña, acompañando su asombro al encontrar cosas y bajando nuestro ritmo para observarlos y observarnos mejor mientras disfrutamos juntos.

Una vez recogido el material, podemos llevar a cabo nuestra actividad de una manera relajada.

Os proponemos tres tipos de actividades:
1. Retrato
2. Piñas decoradas
3. Bolas de otoño

Objetivos:

  • Observar y explorar activamente los objetos del entorno.
  • Valorar los recursos naturales, mirando con otros ojos todo aquello que la naturaleza nos da.
  • Reconocer los cambios que se producen en el medio que nos rodea con la llegada del otoño.
  • Realizar actividades en contacto con la naturaleza.
  • Experimentar con los atributos y cualidades de los objetos (color, tamaño, forma…)
  • Descubrir diferentes texturas, olores y colores a través de la realización de diferentes elaboraciones plásticas
  • Afinar el movimiento de la pinza digital

En las tres es fundamental dejar volar la imaginación, recordando siempre que lo más importante es el proceso y no el resultado.

Materiales:

  • Elementos naturales: hojas, piñas. Palos, piedras, pinocha, etc…
  • Una foto nuestra o un dibujo del rostro de una persona
  • Piñas
  • Papel de seda de colores
  • Arcilla

1. Retrato.

Con la foto nuestra o con el dibujo del rostro de un niño o una niña, ¡jugamos a decorar nuestro look!

2. Piñas decoradas.

Arrugamos papel de seda de los colores del otoño (amarillo,rojo,marrón y naranja) y vamos decorando los huequitos de la piña. Si cambiamos los colores del papel a rojo, verde, dorado o plateado podemos tener un precioso árbol de Navidad.

3. Bolas de otoño.

Sólo necesitamos un trozo de arcilla y dejar volar nuestra imaginación decorándola con nuestros tesoros.

 

 

Zanahorias con dip de yogur

Continuamos con nuestro reto de proponeros formas divertidas y sencillas de comer verduras y hortalizas. En este caso, con una receta perfecta para grandes y pequeños, incluidos los que hagan baby led weaning, del genial Jamie Oliver.
Ingredientes:
  • 750 gr de zanahorias pequeñas
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 cucharadita de semillas de cilantro
  • 1 cucharada de vinagre de jerez o de vino
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 300 ml de yogur griego
Método:
Precalienta el horno a 200 grados. Mientras, parte las zanahorias por la mitad si son baby o en bastoncillos si son grandes.
Separa los dientes de ajo y dales un golpe para que se abran, dejándoles la piel.
Ponlos en una bandeja de horno. Añade las semillas de cilantro (ligeramente machacadas), el aceite y el vinagre.
Baña las zanahorias bien en el aliño y ahora añade la sal, si le vas a poner.
Hornea durante 45 aproximadamente, hasta que estén blandas y caramelizadas.
Saca los diente de ajo cuando estén blandos (o ves que empiezan a quemarse). Pélalos, machácalos bien y mezcla con el yogur.
Sirve las zanahorias con el dip… ¡y a disfrutar!

Plan ituitu: La Colla Verda

Como ya os adelantamos cuando hablamos de nuestros objetivos para el curso 2019-2020, este año queremos poner en marcha el proyecto «A greener ituitu«, que incluye varias iniciativas para reducir la huella medioambiental de la escuela y también aumentar la conciencia ecológica de toda la comunidad ituitu.

Además de las medidas que estamos implantando en la escuela, para nosotros también es muy importante implicar a toda la comunidad educativa en acciones que vayan más allá y por eso este mes queremos proponeros como plan ituitu una actividad que nos ha parecido muy interesante: La Colla Verda.

La organiza la asociación Acció Ecologista Agró y es un  proyecto de voluntariado ambiental, en colaboración con el Ayuntamiento de Sagunto, para restaurar y mejorar los hábitats de las playas de la zona plantando vegetación autóctona.

Aunque no es propiamente una actividad infantil, lo cierto es que suelen acudir muchas familias y es una buena manera de que nuestros hijos se conciencien de la importancia de cuidar del medio ambiente desde pequeños, de una forma participativa, en un entorno tan propicio como es la playa y con acciones que les encantan, como cavar y plantar.

Las próximas convocatorias son el próximo sábado 23 de noviembre a las 10:30 en la playa de Puerto de Sagunto y el 15 de diciembre en la playa de Corinto, también a las 10:30.

Podéis encontrar más info en la página de la asociación. Para participar, es necesario confirmar asistencia a la Comisión de Educación Ambiental de AE-Agró con un correo electrónico a agromorvedre@gmail.com o llamando al 960 263 617 (horario de mañanas). La realización de la actividad está sujeta a las condiciones metereológicas y a la concesión de los permisos necesarios, por eso es importante que contactéis antes. También para que os informen del punto de encuentro y del resto de detalles del evento.

Esperamos veros allí, entre todos podemos poner nuestro granito de arena por unas playas más verdes.

 

 

 

 

 

What does it taste like?

Teaching children about the five senses is a good way to help them understand and discover their bodies. Our senses keep us in contact with the world and help us explore it. The best (if not the only!) way for children to learn how senses work is to experience them through sensorial activities.

Objectives of the activity:

  • To develop the sense of taste through the four basic types (sweet, salty/savory, sour, bitter) and the contrast between them
  • To enhance their vocabulary

Materials and ingredients:

  • 4 bowls
  • 1 spoon per child
  • pure cacao powder
  • lemon
  • salt
  • panela or coconut sugar (to avoid refined sugar)

Development of the activity:

We put each ingredient in a bowl and starting with panela/coconut sugar, we ask: “what does it taste like?” We then say, “panela/coconut sugar is sweet!” We reinforce by repeating “sweet” at least three times. We can also ask if they like it.

Then repeat in this order: salt, afterwards the cacao powder, which is bitter, and eventually the sour lemon.

When you have been through all of them, you can leave them to it and simply observe them. Do they try once more? Which ingredient do they go for? Do they avoid any of the ingredients completely? Do they also smell them or touch them?

We can add a level of complexity to this activity by using masks to do the blind tasting and letting them guess both, the ingredient and the type of taste they are experiencing.

Whichever way you decide to it, we are sure that you will love their facial expressions!!

«Muy pocas personas en esta profesión pueden trabajar de acuerdo con su propia filosofía y me alegro de tener esa suerte»

Una de las grandes alegrías que nos ha traído este inicio de curso es la reincorporación al equipo ituitu de Simona, una estupenda profesora con la que ya contamos en el curso 2016-2017, y a la que hemos querido recuperar en cuanto se han solucionado los retrasos administrativos que han alargado la convalidación de sus títulos.

Gracias a eso, los niños de la clase «The Sky» pueden disfrutar de su entusiasmo contagioso y de su perspicaz enfoque de la educación infantil, muy influido por las teorías de María Montessori y por su propia experiencia trabajando con niños discapacitados en su país natal, Italia.

Haznos una breve descripción de ti misma y de cómo nace tu interés por la educación infantil.

Soy italiana, de Sassari, en la preciosa isla de Cerdeña y tengo dos hijos ya mayores.

Desde pequeña, he tenido mucho “feeling” con los más peques. ¡A los 8-9 años tenía a mi alrededor muchos niños de 2-3 que querían casarse conmigo! Siempre he sabido que ésta era mi vocación. En Italia hice la carrera en Ciencias de la Educación, y aquí en España un Máster. Soy apasionada de todo lo relacionado con la pedagogía: libros, cursos, seminarios… si fuera por mí, ¡no me perdería nada!!!

¿Qué experiencia has tenido en el campo de la educación antes de incorporarte a ituitu?

Mi primer amor es la educación especial. En Italia, tuve la suerte de trabajar mucho con niños y muchachos con diferentes discapacidades. Fueron los años que más me formaron: lo que aprendí de ellos y de las relaciones entre niños sin discapacidad y con discapacidad, es mi guía hasta el día de hoy. En Italia también gestioné un camping diurno para niños de entre tres y trece años. Los últimos años en mi país los dediqué a perfeccionarme en didáctica para niños con trastornos del aprendizaje (dislexia y déficit de atención). Hace 5 años empezó mi aventura en Valencia. Al llegar, hice un periodo de práctica en una escuela infantil y desde que estoy aquí siempre he trabajado en el primer ciclo.

¿Qué balance haces del tiempo que llevas en la escuela?

Bueno, en realidad la mía es una vuelta porqué ya había trabajado en ituitu. Ya sabía que volvía a trabajar en un colegio que refleja muy bien mi idea de educación; ¡soy muy ”montessoriana” y estoy muy ilusionada de trabajar con el nuevo proyecto de neuroeducación! Muy pocas personas en esta profesión pueden trabajar de acuerdo con su propia filosofía y me alegro de tener esa suerte.

¿Con qué novedades te has encontrado y qué valoración haces de ellas?

Desde el punto de vista estrictamente profesional creo que el enfoque Montessori ha cogido más cuerpo: lo noto más estructurado con el nuevo material y una mayor preparación formal, que se refleja en el gran trabajo de mis compañeras. Además el proyecto de neuroeducación, que veo como un «Montessori 2.0» , le confiere una base  aún más científica, actual y sobre todo eficaz en el proceso de aprendizaje. Desde el punto de vista humano, el cambio lo representa muy bien Amalia; creo que su presencia añade ese «plus» que lo aúna todo.

¿En qué clase estás? ¿Cómo te llevas con los peques? Cuéntanos un poco cómo son, qué actividades haces con ellos, cuáles les gustan más y cuáles menos…

Soy la tutora de una de las clases de 1 año, “The Sky”. Mis niños son muy movidos y simpáticos. Me gusta la enseñanza sensorial y a través de ella intento desarrollar su lenguaje y su curiosidad hacia el mundo. Tampoco dejo de hablarles en inglés y vamos aprendiendo a asociar palabras y conceptos (en estas semanas estamos con las partes del cuerpo y los sentidos), pero respetando sus momentos de concentración.

¿Cómo está siendo la adaptación de los niños en este inicio de curso?

¡¡Ha sido increíble!! Se han adaptado muy bien y rápidamente ¡La colaboración de las familias ha sido total y el trabajo de equipo ha dado sus resultados!

¿Cuáles son tus metas para este año?

Mis niños ya tienen una personalidad clara y mi primera meta es que puedan expresarla al máximo de sus capacidades. Me gustaría trasmitirles curiosidad, confianza y amor, y también respeto hacia el prójimo y hacia ellos mismos.

 

¿Qué destacarías del equipo de ituitu?

Es un grupo de grandes profesionales que comparten el mismo proyecto y filosofía. Lo damos todo en la clase y siempre intentamos mejorarlo.

También me gusta que compartimos el respeto por los ritmos de los niños. Es una cosa fundamental. Cada uno es diferente y cada uno tiene maneras diferentes de aprender y de llegar a las cosas. Respetar eso significa reconocer el niño como individuo, ayudarlo a aprender y también, a ser, algún día, una persona respetuosa con los demás.

A lo largo del año organizamos varias fiestas: Halloween, Navidad, Fallas, fin de curso… ¿Cuál es tu favorita?

¡Fallas! Soy italiana pero los valencianos me han transmitido el “sentiment” por esta fiesta maravillosa!