Hamburguesas de pollo y aguacate para niños

Hoy cenamos unas ricas y sanas hamburguesas de pollo y aguacate. Además de buenísimas, son muy socorridas porque se hacen en un periquete y no hay que freír.

Para hacer 6-8 unidades:
-500gr de pollo (de corral, si puede ser)
-1 aguacate grande. Maduro pero firme.
-80 gramos de pan rallado
-1 huevo
-1 diente de ajo
-Una pizca de sal

Mezclamos todos los ingredientes, con cuidado de no machacar los trozos de aguacate. Formamos las hamburguesas y las metemos en el horno unos cuatro minutos cada lado.
Se pueden tomar al plato o con pan, siempre con tu salsa o toppings favoritos y ¡a disfrutar!

¡Buen provecho!

Un circuito multicolor

¿Qué trabajamos?

Con esta actividad trabajamos la psicomotricidad gruesa

¿Por qué es importante?

La psicomotricidad es una disciplina educativa basada en la acción corporal cuyo objetivo principal es mejorar o normalizar el comportamiento general del niño/a, facilitando el desarrollo de todos los aspectos de su personalidad. Se plantea la psicomotricidad como herramienta básica para favorecer la formación del esquema corporal, la socialización, la capacidad de interactuar, la autonomía y la adaptación al entorno. A través del propio cuerpo, el movimiento, la postura y el gesto, medios de conocimiento, se favorecen los procesos madurativos biológicos, cognitivos y afectivos, ayudando a conocer y estructurar sus relaciones con el mundo

Objetivos generales:

  1. Tomar conciencia del propio cuerpo como realidad diferenciada de los objetos y de los otros.
  2. Descubrir el placer del movimiento y ser capaces de adoptar actitudes posturales adecuadas a distintas situaciones en la vida cotidiana.
  3. Favorecer la adquisición de habilidades senso-perceptivas y motoras que le permitan el acceso progresivo a las conductas motrices de base: coordinación dinámica, visomotriz y equilibrio.
  4. Adquirir la capacidad de orientarse con su propio cuerpo, y posteriormente, los objetos en los espacios cotidianos.
  5. Crear un clima de confianza que permita al alumnado comunicarse libremente e interactuar sin conflictos.
  6. Potenciar la expresión, de manera que todos y todas tengan la oportunidad de demostrar sus cualidades y jugar roles diferentes.
  7. Organizar el espacio y el material de manera que se facilite el orden en la acción y puedan interactuar sin barreras.
  8. Estructurar el tiempo de manera que el alumnado pueda realizar las actividades y asimilar experiencias.
  9. Crear una estructura en las sesiones que permita flexibilizar las propuestas iniciales para dar cabida a las propuestas del alumnado.

 

¿Cómo se desarrolla la actividad?

La actividad se puede realizar de diferentes formas:
1. Se colocarán las botellas todas en fila y los niños tendrán que pasar con las piernas abiertas dejando así las botellas por el medio de sus piernas
2. Se colocará las botellas separadas en zigzag para que los niños vayan entre ellas haciendo un zigzag
3. Las botellas se colocarán  tumbadas en el suelo dejando un espacio para que los niños puedan ir saltando las botellas, pueden saltar las con los pies juntos o bien simplemente ir pasando el pie de uno en uno.
4. Otra opción es que los niños con lo que las botellas como ellos quieran y puedan jugar libremente.


Anteriormente a esto, los niños habrán rellenado las botellas con agua y pintura esto les ayudará a conocer los colores y a ver lo que sucede cuando se mezclan entre ellos, así como las gamas de colores que se pueden crear.


Otra actividad que se puede hacer también es proporcionarles unos aros de colores y las botellas del mismo color y así ellos poder clasificar los aros y relacionarlos con la botella del mismo color

 

Materiales:

  • Botellas de plástico
  • Agua
  • Temperas
  • Precinto
  • Silicona caliente para reforzar el tapón de la botella

 

 

“Mi objetivo es seguir entendiéndome y comunicándome con los más pequeños de la forma más efectiva y respetuosa posible”

Mi nombre es Marta, Arquitecta Técnica de formación inicial, que descubrió su vocación por la educación infantil y el maravilloso mundo de los niños tras ser mamá en Londres, donde viví durante 7 años. Tras ser madre, como nos ocurre a todas las que lo somos, mi vida dio un giro de 180º. Empecé a tener contacto con diferentes metodologías como Montessori, Waldorf, y algunas otras que, en Inglaterra están bastante generalizadas y que aquí en España, según observaba en mi entorno familiar, de amigos y conocidos, eran, en mi opinión, demasiado desconocidas.

Ese momento supuso un punto de inflexión en mi vida. Como se suele decir, me lié la manta a la cabeza y ya con 30 primaveras decidí dejar un trabajo estable, con un salario bastante decente y apostar de lleno por la educación infantil, con la firme creencia de que otra educación es posible. En la actualidad estoy terminando Técnico Infantil, soy Asistente Montessori y Educadora de aula en Disciplina Positiva. Y, sobretodo, doy gracias a mi familia por el apoyo que me brindan porque no es nada sencillo empezar de cero y con dos mochilas, que es como llamo a mis peques.

¿Qué experiencia has tenido en el campo de la educación antes de incorporarte a ituitu?
Durante mi baja de maternidad en Londres (1 año), iba muy a menudo al Children Center, donde aprendí mil y una maneras de fomentar el desarrollo sensorial de los peques. Más tarde a través de la Nursery (escuela infantil) donde los papis podíamos entrar en cualquier momento, a la vez que empezaba mi blog “Mami, juega conmigo” sobre actividades caseras para hacer con nuestros niños en casa.

A partir de 2015, que es cuando nos instalamos en Valencia de nuevo, tuve la suerte de trabajar temporalmente en una escuela Montessori, donde pude conocer su filosofía de primera mano. Por último, he estado compaginando mis estudios y mi papel de mami multitarea con mi trabajo como profesora de inglés para niños en diferentes escuelas de verano.

¿Qué balance haces del tiempo que llevas en la escuela?
Éste es mi primer año en la escuela y el balance es muy positivo. No paro de aprender cosas, así que… ¡genial!

¿En qué clase estás? ¿Cómo te llevas con los peques? Cuéntanos un poco cómo son, qué actividades haces con ellos, cuáles les gustan más y cuáles menos…
Trabajo como auxiliar y he estado apoyando en las 3 clases de 1 año. Con la llegada de nuevos alumnos ahora estoy con Stefi con los niños de un año y con Elena en la clase de los bebés. Los conozco muy bien a todos, podría decir una peculiaridad de cada uno, ninguno es igual, son tan únicos!
Me ilusiona mucho cada vez que he llevado a cabo alguna actividad con ellos (aunque mis funciones como auxiliar me dejan poco tiempo para interactuar más) me encantan las manualidades y todo lo que tenga que ver con messy-play y art-craft, así que estoy en mi salsa!!

¿Cómo está siendo la adaptación de los niños en este inicio de curso?
Los primeros días del curso fueron difíciles para los niños y también para mí, porque me sabía muy mal ver que los pequeños echaran de menos a sus mamás, papás… pero a los pocos días todo era una fiesta, el patio pasó de ser un mar de lagrimas a estar todos bailando ‘5 little monkeys’.

¿Cuáles son tus metas para este año?
¡Sigo en modo esponja! Crecer personal y profesionalmente, hacer mío todo lo que me gusta de cada una de mis compañeras, la experiencia es un grado.
Por supuesto no solo se aprende de los adultos, quiero seguir entendiendo y seguir comunicándome con los más pequeños de la manera más efectiva y respetuosa posible, y finalmente, por supuesto aportar mi granito de arena a esta gran familia.

¿Qué destacarías del equipo de ituitu?
Es una escuela cuyos valores y filosofía de educación totalmente alineada con el concepto de escuela que yo tengo.
Y, en general, el equipo que lo integra, desde Cristina, siempre tratando de mejorar esta escuela hasta cada una de mis compañeras, las cuales veo día a día como se dejan la piel en su trabajo.

A lo largo del año organizamos varias fiestas: Halloween, Navidad, Fallas, fin de curso… ¿Cuál esperas con más ganas?
¡Todas! ¿Por qué escoger una?

¿Qué es lo que te atrajo del proyecto de ituitu para decidirte a unirte al equipo?

Cuando descubrí Ituitu fue gracias a las redes sociales y a una charla que daban en la escuela sobre inteligencias múltiples, a la cual me apunté, conocí la escuela y la renovación en el ámbito educativo que están llevando a cabo, así que me quedé con el nombre! 🙂