“En Ituitu los niños pueden comprobar por ellos mismos a qué sabe, cómo huele, o de qué color es la vida.”

Marta es uno de nuestros más recientes fichajes. Vitalista, entusiasta y viajera, disfruta enseñando inglés y viendo crecer y aprender cada día a los niños de la clase de The Garden.

marta

Haznos una breve descripción de ti misma…

Tengo 28 años y soy de Valencia. He pasado casi toda mi infancia en esta ciudad que adoro.

Siempre he sido una persona inquieta y soñadora, con muchas ganas de ver y conocer mundo. En cuanto he tenido edad suficiente no he dudado en hacerme la maleta y descubrir cómo es la vida lejos de la comodidad y seguridad que me ofrece mi casa.

He pasado largas temporadas fuera; Bélgica, Grecia, Irlanda. Me he empapado de vivencias y lecciones y he exprimido cada uno de los minutos de mi tiempo de la forma más positiva. He conocido lugares y gente maravillosa y un sinfín de experiencias que guardo en mi caja de los tesoros.

Soy un poco reservada de inicio, pero la gran curiosidad que me provoca conocer qué tipo de persona se esconde detrás de una cara me empuja a abrirme a ella casi de inmediato.

Tengo muchos y muy buenos amigos y una gran familia a la que quiero y procuro tener lo más cerca posible. Sin duda es el principal motivo por el que siempre compro billete de vuelta.

Me encanta el arte y cada una de sus formas de expresión. He crecido rodeada de instrumentos y pinceles. Un lápiz y un blog de dibujo son mis fieles compañeros.

Siendo honesta, no he tenido clara mi vocación desde el inicio. A la pregunta “¿qué te gustaría ser de mayor? mi respuesta desde los 9 años ha sido: periodista, pintora o veterinaria. Más adelante descubrí que me encanta la enseñanza y disfruto mucho ejerciéndola. Trabajar con niños es muy gratificante y tremendamente divertido ¡Nunca es tarde para conocerte un poco mejor!

¿Qué balance haces del tiempo que llevas en la escuela?

Llevo cinco meses. Empecé en marzo del curso pasado y soy como quien dice “una recién llegada”. No obstante, mi balance es muy positivo. Me siento satisfecha con mi recorrido hasta el momento y tengo muchas ganas de seguir evolucionando. Me rodea un equipo de compañeras excelente que no han dudado en allanarme el camino todo lo posible. Me encanta la metodología experiencial y la libertad que tenemos para usar nuestra creatividad. También disfruto mucho con el contacto directo con los padres.

¿En qué clase estás? ¿Cómo está siendo la adaptación de los niños en este inicio de curso?

Estoy en la clase de 1 a 2 años. Llevamos poquito tiempo juntos pero sin duda se han ganado todo mi cariño y mi afecto. Disfruto muchísimo con ellos, les mueve la curiosidad, las ganas de oler, tocar, probar, descubrir el mundo que les rodea. Es increíble poder acompañarles en cada paso nuevo que dan.

huerto

Durante este periodo de adaptación, mi objetivo único y principal era el de que ellos se sintieran a gusto. El inicio ha sido un poco complicado, la sintonía matutina de las primeras semanas era la del llanto y el desconsuelo, pero puedo afirmar con una sonrisa en la cara que es un periodo ya superado. Los niños entran y salen del aula con una expresión totalmente diferente en sus caras, la de alegría. ¡No podría estar más satisfecha!

huerto-04

¿Qué destacarías del equipo de Ituitu?

Considero que es un equipo muy comprometido con todo lo que hace, con una experiencia y trayectoria muy amplia que se refleja en el día a día. ¡Tenemos muy buena sintonía y comunicación entre nosotras, algo fundamental a la hora de trabajar!

2016-10-03-photo-00000416

Está compuesto por personalidades y formas de ver las cosas muy diferentes. Lo que podría ser un hándicap lo hemos convertido en una de nuestras fortalezas. Compartimos ideas, opiniones y experiencias y el resultado es muy positivo.

¿Qué es lo que te atrajo del proyecto Ituitu para decidirte unirte al equipo?

Es un proyecto especial, bonito y diferente a todo lo que había conocido en mi etapa anterior.

La escuela está repleta de estímulos a cada paso que despiertan e incrementan la curiosidad de los niños.

Creo que las personas aprendemos y nos formamos a partir de nuestras propias experiencias. En Ituitu los niños pueden comprobar por ellos mismos a qué sabe, cómo huele, o de qué color es la vida.