“Por encima de todo, quiero que se sientan queridos y protegidos”

Simona derrocha dulzura, es una apasionada de su trabajo y tiene las ideas muy claras. Su experiencia trabajando con niños discapacitados y las teorías de María Montessori -italiana como ella- son la base de su enfoque pedagógico.  Reparte sus atenciones entre los dos bebés de “The Farm”, una clase a la que muy pronto llegarán nuevos compañeros.

Haznos una breve descripción de ti misma y de cómo nace tu interés por la educación infantil.

Soy Italiana, de Sassari, en la preciosa isla de Cerdeña y tengo dos hijos ya mayores.

Me considero una persona que se empeña mucho en las cosas que decide hacer y siempre intento cumplirlas a niveles muy altos. Esto me hace una persona muy exigente conmigo misma.

Desde pequeña, siempre he tenido mucho “feeling” con los más peques. ¡A los 8-9 años tenía a mi alrededor muchos niños de 2-3 que querían casarse conmigo! Siempre he sabido que ésta era mi vocación.

¿Qué experiencia has tenido en el campo de la educación antes de incorporarte a ituitu?

Mi primer amor es la educación especial. En Italia, tuve la suerte de trabajar mucho con niños y muchachos con diferentes discapacidades. Fueron los años que más me formaron: lo que aprendí de ellos y de las relaciones entre niños sin discapacidad y con discapacidad es mi guía hasta el día de hoy. En Italia también gestioné un camping diurno para niños de entre tres y trece años. Los últimos años en mi país los dediqué a perfeccionarme en didáctica para niños con trastornos del aprendizaje (dislexia y déficit de atención). Ya en Valencia, hice dos periodos de prácticas en escuelas infantiles… ¡y me enamoré de esta maravillosa ciudad!

¿Qué balance haces del tiempo que llevas en la escuela?

Llevo en Ituitu tan solo un trimestre y… ¡¡estoy encantada de trabajar aquí!! Me permite desarrollar mi línea pedagógica que es muy “montessoriana”. Muy pocas personas en esta profesión pueden trabajar de acuerdo con su propia filosofía y me alegro de tener esa suerte.

¿En qué clase estás? ¿Cómo te llevas con los peques? Cuéntanos un poco cómo son, qué actividades haces con ellos, cuáles les gustan más y cuáles menos…

Soy la profe de la clase de los bebés, The farm. Aunque el aula está llena para el resto del curso, a día de hoy solo tengo dos niñas y la semana que viene se incorpora una más . Con ellas hablo todo el día en inglés. Son niñas muy buenas y espabiladas aunque tienen caracteres y preferencias diferentes. Las actividades son fundamentalmente sensoriales porque a esta edad van descubriendo el mundo a través de los sentidos (reconocimiento de objetos al tacto, coger y tirar, reconocimiento de sonidos, coordinación ojo-mano, etc…) Ya las pongo en contacto con el arte, escuchan música clásica y ópera, y a corto plazo empezaremos con las imágenes. Creo en la educación “en la belleza”. También a esta edad es primordial el desarrollo motor y sentar las bases de la adquisición del lenguaje. Por eso, tienen libertad de movimiento en el aula y las estimulo con retos a su medida. Tampoco dejo de hablarles y vamos aprendiendo a asociar palabras y conceptos, como las partes de la cara o los objetos más cotidianos.

¿Cómo está siendo la adaptación de los niños en este inicio de curso?

Tengo suerte: los bebés son los que mejor se adaptan. Extrañan muy poco y se acostumbran muy pronto. Mis nenas están siempre muy contentas de estar aquí. Pero tengo que reconocer que el trabajo de equipo con los padres fue de gran importancia. Para los padres nunca es fácil dejar a su bebé: confiaron en nosotras y transmitieron mucha tranquilidad a las niñas.

¿Cuáles son tus metas para este año?

Los bebés son los que más se desarrollan en tan solo un año. ¡Empiezan solo pudiendo estar tumbados y acaban caminando, hablando y haciendo un montón de cosas solitos! Intento que mi clase conozca y entienda sencillas frases en inglés y que tenga autonomía en las cosas básicas como es desplazarse (andando o gateando), sentarse, comer o poder expresar su voluntad. Por encima de todo, quiero que se sientan queridos y protegidos. Este sentimiento de seguridad será la base de su autoestima.

¿Qué destacarías del equipo de ituitu?

Considerando que soy la última en llegar, todas han sido muy amables conmigo. El ambiente de trabajo es muy alegre y divertido.

A lo largo del año organizamos varias fiestas: Halloween, Navidad, Fallas, fin de curso… ¿Cuál esperas con más ganas?

¡Fallas! El año pasado, mi primer año en Valencia, estuve de vuelta en Italia por esas fechas y me perdí lo mejor. ¡Estoy deseando vivirlas!

¿Qué es lo que te atrajo del proyecto de ituitu para decidirte a unirte al equipo?

El respeto por los ritmos de los niños. Es una cosa fundamental. Cada uno es diferente y cada uno tiene maneras diferentes de aprender y de llegar a las cosas. Respetar eso significa reconocer el niño como individuo, ayudarlo a aprender y también, a ser, algún día, una persona respetuosa con los demás.

 

Cinco consejos para acertar con los regalos de navidad

Ya llega la Navidad y con ella las dudas sobre qué regalar a los más pequeños de la casa. Los niños de 0 a 3 años están en la etapa evolutiva más importante de su vida: pasan de una dependencia absoluta de la madre a ser autónomos, pudiendo hablar, andar, correr, comer, vestirse o tomar sus propias decisiones. Su tarea principal es descubrir el mundo… ¡y ése es un trabajo a tiempo completo! Los juguetes también pueden ser fantásticas herramientas de aprendizaje, si los elegimos bien. Con ellos nuestros niños experimentan y descubren el medio que les rodea.

juguetes-ecologicos-02

Sabemos que a veces es difícil acertar y por eso os dejamos cinco consejos que os ayudarán a conseguirlo:

  1. Elige regalos apropiados para cada edad.

libro-texturas

Para que les resulten interesantes, los juguetes deben acompañar cada etapa de su desarrollo:

  • De 0 a 12 meses. Es el periodo álgido de desarrollo del movimiento y de los sentidos. Por tanto, recursos que estimulen la percepción sensorial como mordedores, libros de texturas diferentes, sonajeros o las pelotas con agujeros para que las puedan coger bien, son los mas recomendables. También encontrarán interesantes los apilables.

pelota-con-agujeros

  • De 1 a 2 años. La capacidad de movimiento del niño ha evolucionado mucho y ya puede desplazarse por sí mismo. Ahora quiere perfeccionar su equilibrio y su velocidad. También tiene mayor destreza y puede manipular más objetos. Este es el periodo sensible del lenguaje y de la coordinación ojo-mano.

martilleo

Por esto, son ideales los puzles, las cajas con ranuras para meter monedas, los juguetes para martillear, los objetos para abrir y cerrar, los cuentos, las construcciones y los elementos de empuje y arrastre como carretillas o bicicletas. Las figuras de animales se pueden usar para enriquecer su vocabulario.  El tenerlos por grupos (los de granja, los de mar, los de la selva…) facilita que además se establezcan relaciones. Se puede ir enriqueciendo, añadiendo las crías (así, aprendemos vaca y ternero) o sus “casas” (caballo y establo).

juego-de-arrastre-vaca

  • De 2 a 3 años. El niño gana rápidamente autonomía, avanza en el lenguaje y en sus capacidades motrices e intelectuales. Empieza su interés por relacionarse con otros niños y se despierta su curiosidad por la música, las historias y el dibujo.

pintura_dedos_alerta

Encajables como las muñecas rusas, construcciones, puzles más complejos, juegos de enebrar, bancos de tuercas y tornillos para enroscar, rompecabezas, juegos de emparejar o clasificar, tizas, pinturas de dedos, disfraces… son perfectos para esta edad. También los balones les pueden proporcionar horas de diversión. Añade a los animales sus crías y sus casas para seguir enriqueciendo el lenguaje. Los cuentos y los instrumentos musicales podrán acompañarles siempre.

  1. Ve más allá y haz regalos acordes con cada niño.

juguetes-madera

Observa detenidamente al niño y dale más de lo que le interesa. ¿En casa pasa ratos apilando los rollos de papel higiénico? Elige construcciones. ¿Está constantemente abriendo y cerrando cajones? Regálale objetos para abrir y cerrar. ¿Quieres fomentar la lectura pero a él le gusta el fútbol? Busca un cuento sobre su deporte favorito.

  1. Juguetes sencillos y de materiales naturales.

juguetes-madera_animales

A veces pensamos que el juguete será mejor cuanto más sofisticado, pero es justo al contrario. La sobreestimulación sensorial cansa a los niños. No os recomendamos juguetes con luces, movimiento y sonido, a la vez. Elige lo que quieres fomentar y aseguráte de que es atractivo. Los recursos de madera y colores suaves son preciosos y agradables al tacto. Si a ti te gusta, seguro que a ellos también.

  1. Menos es más.

juguete_construccion_madera_piramide_bloques_2_2

Los niños se abruman con muchos regalos y no saben a qué prestarle atención. Es común que acaben entretenidos rasgando el envoltorio de alguno de ellos. Un regalo debería de ser suficiente. Sabemos que es difícil resistir la tentación. Por eso, si hay muchos familiares o amigos que también quieren haceros regalos, os recomendamos que luego esos juguetes se queden en sus casas para cuando volváis de visita.

Asimismo, retira aquellos juguetes con los que ya no juega. Es probable que se le hayan quedado pequeños. No acumules y dales protagonismo a los que más le interesan. Observa y guarda para más adelante los que no parecen atraerle ahora mismo.

  1. Seguridad.

marcado-ce

Es primordial en cualquier elección. Nada de piezas pequeñas, objetos punzantes o juguetes sin certificación “CE” (la de la Union Europea). Se debe evitar también comprar en establecimientos que no sean de confianza porque incluso la pintura de un juguete puede ser tóxica.

Pero sin duda el mejor regalo que puede tener un niño de cualquier edad es el tiempo que pasan en familia. La Navidad da para hacer muchas cosas juntos y las más sencillas son las más atractivas para ellos. ¡Involúcrales en tus tareas! Poner la mesa, doblar servilletas, sacar cubiertos, preparar aperitivos o colaborar en la decoración. ¡Seguro que lo disfrutarán y será la mejor manera de que paséis juntos una muy feliz Navidad!

“Ponemos las bases para que niñas y niños puedan ser personas felices”

Su vocación por la educación infantil la ha llevado a trabajar en Varsovia, París y ahora Valencia. Desde octubre, su sonrisa y su tenacidad acompañan el día a día de los niños de The Sea y The Forest.

la-foto-1

Hola Andrea. Háblanos un poco de ti misma y de cómo nace tu interés por la educación infantil.

Creo que soy una persona que se entrega en todo lo que hace. Cuando tengo una meta o un objetivo, vierto toda mi ilusión y mis ganas en ello, además soy tozuda y no me detengo hasta ver que lo he conseguido con los mejores resultados. También me gusta mucho darle rienda suelta a mi imaginación, y ser muy creativa, cosa muy útil en esta profesión.
Desde muy pequeña he tenido claro qué quería ser “de mayor”. De niña jugaba “a los profes”, y daba clases a mis primos pequeños. Cuando llegó el momento, elegir carrera, no lo dudé, la Educación Infantil es lo mío. Pasar de la teoría a la práctica y trabajar con niños todos los días ha confirmado esa decisión.

¿Qué experiencia has tenido en el campo de la educación antes de incorporarte a ituitu?

Durante todo el curso pasado trabajé en Varsovia (Polonia) como auxiliar en una escuela infantil de niños con discapacidades muy diversas, tanto físicas como mentales. Fue una experiencia muy enriquecedora, tanto a nivel profesional como personal.

En los cuatro años anteriores, hice prácticas en varios colegios muy diferentes: un colegio Montessori en París (donde me fui de Erasmus), un Centro de Acción Educativa Singular (CAES) y colegios situados en zonas de Valencia con un nivel socio-económico bajo.

Al mismo tiempo estuve trabajando en el parque infantil Madagaspark, donde iban a divertirse niños y niñas de 0 a 12 años.

¿Qué balance haces del tiempo que llevas con nosotros?

Muy positivo. Me gusta mucho la forma de trabajar con los niños, la gran cantidad y calidad de recursos educativos que tenemos a nuestra disposición, el ambiente de diversión, autonomía, aprendizaje, e infancia que se respira en la escuela… Aquí ponemos las bases para que niñas y niños estén preparados cuando salgan al mundo real, para que puedan ser personas plenas y felices, que puedan quererse y querer a los demás. Es una gran responsabilidad, pero también resulta muy gratificante.

2016-11-24-photo-00000583

¿En qué clase estás? ¿Cómo te llevas con los peques? Cuéntanos un poco cómo son, qué actividades haces con ellos, cuáles les gustan más y cuáles menos

Soy la profesora de inglés de 2 años en las clases The Sea and The Forest. La verdad es que son dos grupos bastante distintos, pero en ambos estamos trabajando con un ambiente muy bueno y divertido, les vamos enseñando a disfrutar de las actividades, a aprovechar los recursos que tienen a su disposición, a respetar y cuidar los materiales, siempre de forma autónoma, y por supuesto, educativa. Con ambos grupos hacemos actividades de muchos tipos: artísticas, de motricidad fina y gruesa, musicales. También otras que implican más movimiento, en el patio por ejemplo… Estas últimas son las que los niños y las niñas más disfrutan: las que implican dinamismo, dispersión, aire libre… ¡También les encanta la música! Así, en un contexto lúdico, van desarrollando su comprensión del inglés y adquiriendo vocabulario.

¿Cómo está siendo la adaptación de los niños en este inicio de curso?

Cuando yo me incorporé a las clases de 2 años, en octubre, ya estaba casi superado. Aún quedaban algunos niños y niñas que lloraban un poco al entrar y despedirse de sus padres y madres; esto, sin duda, provoca un poco de estrés y ansiedad para todos: familiares, niños y niñas y el resto de los compañeros del grupo. Pero la verdad es que se nota que son los más mayores del cole. En primer lugar, porque estos episodios no duraban mucho tiempo, y en segundo, porque muy pronto se han acabado del todo y a día de hoy ocurre en muy contadas ocasiones.

¿Cuáles son tus metas para este año?

En cuanto al inglés, pretendo que los niños y las niñas entiendan y adquieran vocabulario de las estaciones del año (ahora, por ejemplo, estamos con el otoño), refuerzo en los colores y en las formas geométricas, las partes de la casa y los nombres de las habitaciones que en ella encontramos, y cuentos y canciones básicos.

También considero muy importante que todos los niños y las niñas acaben el curso preparados para el curso que viene, que empezarán el cole. Por ello, fomentamos siempre el respeto por los materiales y por los compañeros y compañeras, la autonomía a la hora de guardar, ir al baño, limpiarse las manos y la cara, etc.

¿Qué destacarías del equipo de ituitu?

Todas y cada una de las compañeras de ituitu me han tratado fenomenal desde el principio, sobre todo las dos profesoras con las que yo trabajo, Amanda y Ester, que tuvieron muchísima paciencia y se esforzaron mucho por enseñarme todo lo relacionado con el centro, el funcionamiento de las clases, las rutinas, las características individuales de los niños y las niñas… ya que yo me incorporé un mes más tarde del inicio de curso y la entrada de una profesora nueva en esta época podía suponer un reto adicional para los niños y las niñas.

En ituitu se respira muy buen ambiente, mucho compañerismo. Se nota que todas nos debemos a nuestros niños y nuestras niñas y queremos lo mejor para ellos. Estoy muy contenta de haber pasado a formar parte de un equipo como éste, y espero aportarle al menos una parte de lo mucho que me están aportando ellas a mí.

img_4738

A lo largo del año organizamos varias fiestas: Halloween, Navidad, Fallas, fin de curso ¿Cuál esperas con más ganas?

De momento sólo he podido ver y vivir la fiesta de Halloween, pero la verdad es que me parece impresionante cómo trabajó todo el equipo, en los disfraces, en la decoración y en las actividades que hicimos. Ese esfuerzo, detallismo, trabajo y tesón, fueron muy importantes para que tanto niños como familias pasasen un día maravilloso, y me muero de ganas de vivir otras fiestas, sobre todo la de Navidad.

 

Jingle Bell Rock!

¡Este año la navidad viene cargada de ritmo! Del 23 de diciembre al 4 de enero, en ituitu damos la nota con una Escuela de Navidad que será un auténtico hit.

navidad-2016_01_v3

El tema central será el rock y cada día habrá una clase práctica de un instrumento: aprenderán a tocar la batería, el teclado, la guitarra eléctrica y el bajo. Por las tardes disfrutaremos de juegos de equipo y manualidades musicales, siguiendo un programa especialmente diseñado por nuestros amigos de Solfa Recursos Musicales.

La Escuela de Navidad “Jingle Bell Rock” está dirigida a niños de 3 a 8 años y es una forma muy divertida de acercarles al maravilloso mundo de la música. Se puede contratar completa, una semana o días sueltos.

Como siempre, más info e inscripciones en el mail direccion@ituitu.es o en el teléfono 633 67 43 57. ¡No te lo pienses más y únete a la banda!

rockeros-famosos_v5

Últimas noticias sobre el Bono Infantil

Como ya sabréis, la Conselleria de Educación ha cambiado el sistema de ayudas a la educación infantil de 0 a 3 años. Hemos pasado de un bono universal por tramos de edad al que todos los alumnos matriculados tenían acceso a un sistema por renta. Es decir, tienen acceso a la ayuda las familias con ingresos anuales hasta 72.460 €, y cobran más aquellos que tienen menos ingresos. Aunque es discutible si el límite de renta es el apropiado o si se debería haber utilizado la renta de hace dos años o del año pasado, en ituitu estamos de acuerdo con un modelo que da prioridad a quien más lo necesita.

Según los datos de Conselleria, el nuevo modelo ha resultado en un incremento del presupuesto destinado a este tramo de edad, un aumento del 6% de la matriculación, sólo un 10% de las familias se ha quedado sin la ayuda al superar el límite de renta y el 79% cobrará lo mismo o más que en el curso anterior. Como las listas publicadas son provisionales, aún tenemos que hacer nuestro propio análisis, pero en general, la escuela privada no parece haberse beneficiado del aumento de matriculación. Es muy posible que se deba a las nuevas aulas públicas de 2-3 años. En cualquier caso, a nuestro parecer, siempre serán buenas noticias que más niños puedan disfrutar de una educación infantil de calidad.

Durante el mes de octubre se han publicado las listas provisionales de las ayudas y las familias han tenido la oportunidad de subsanar sus solicitudes, en los casos en que ha sido necesario. La primera sorpresa fue que las bandas que se habían anunciado con un mínimo y un máximo han acabado teniendo varias cantidades intermedias. Desde un punto de vista administrativo, esto añade complejidad a nuestros procesos, pero pensamos que probablemente el reparto del presupuesto público sea más adecuado así. Quizá tres cantidades por grupo de edad, como es el caso el Cheque Escolar del Ayuntamiento, hubiera podido ser una buena solución para todos. Respecto a las cantidades en sí, seguiremos defendiendo una ayuda mayor a los bebés. El grupo de 0-1 años se ha visto seriamente afectado respecto a años anteriores. Por ello, nos hemos visto obligados a hacer importantes descuentos en su tarifa de escolaridad, asumiendo nosotros directamente el impacto de las decisiones de Conselleria. No obstante, las listas definitivas no se publicarán hasta finales de noviembre y sólo entonces podremos hacer una valoración final. También nos ha sorprendido el proceso de subsanación, donde los centros hemos tenido que intervenir en la preparación de la documentación, siendo así partícipes de situaciones personales que pensamos deberían solventarse directamente con la Administración.

En diciembre podremos hacer balance y aunque éste pudiera ser positivo en su globalidad, las implicaciones directas del proceso y el consecuente retraso de la publicación de las listas definitivas no han tardado en hacerse evidentes: la incertidumbre para las familias, la dificultad administrativa para nosotros y el retraso de los pagos a los centros, que viene siendo un problema muy grave desde hace ya varios años.

“En ituitu se enseña a pensar”

Paula lleva poco tiempo con nosotros y ya es una parte imprescindible de nuestro equipo. Concienzuda y perfeccionista, se ha ganado a los niños de la Selva y el Jardín con su buen humor y su risa contagiosa.

img_4710

Haznos una breve descripción de ti misma y de cómo nace tu interés por la educación infantil.

Me considero una persona trabajadora, entregada y atenta. Disponible para dar lo máximo de mí y llegar a lo más alto. Soy detallista y muy exigente conmigo misma. Desde pequeña me han considerado “una madre”: siempre me ha gustado cuidar y preocuparme por las personas que me rodean.

He soñado con ser “profe” desde niña. Mi gran debilidad por los peques me ha ayudado a tener siempre claro mi camino. Me siento muy afortunada por haberlo tenido tan claro.

Tengo mucha facilidad para empatizar con la gente. Esté donde esté y haga lo que haga, siempre lo hago con sentimiento, dejando un pedacito de mi corazón en todo lo que tengo entre manos.

Me gusta hacer las cosas bien y disfrutar con lo que hago. Creo que ésa es la combinación perfecta para ser feliz.

Soy una persona soñadora y de risa fácil, con tantas ganas de aprender como de enseñar. Y con mucha fuerza para dejar huella en el ámbito de la educación.

¿Qué experiencia has tenido en el campo de la educación antes de incorporarte a ituitu? 

He estado en 4 escuelas muy diferentes entre sí y también he trabajado de canguro con niños de todas las edades. Estuve siete meses cuidando a un bebé y sus dos hermanas todos los días, y también he sido voluntaria en una escuela infantil de atención temprana.

Además, hice mis prácticas en ituitu, lo que fue una gran oportunidad para aplicar lo que estaba estudiando en el día a día de una escuela.

Todas estas experiencias han sido un gran aprendizaje para convertirme en la docente que soy ahora. 

 

img_4709

 ¿Qué balance haces del tiempo que llevas en la escuela?

 Conozco la escuela prácticamente desde sus inicios, ya que vivo por la zona y siempre me han encantado tanto los recursos como el ambiente que me transmitía. Ahora que soy docente y tengo la oportunidad de verla desde dentro, debo decir que es una escuela innovadora, diferente y detallista, con unos recursos increíbles para un aprendizaje eficaz y productivo de cara al futuro de los/as niños/as. Aquí se enseña a pensar, a tener interés por descubrir y a apreciar la importancia de las cosas. Todo ello por medio de la autonomía y el orden.

 ¿En qué clase estás? ¿Cómo te llevas con los peques? Cuéntanos un poco cómo son, qué actividades haces con ellos, cuáles les gustan más y cuáles menos

 Soy profesora de inglés de 1 año. Me encuentro entre dos clases, la Selva y el Jardín. Son clases diferentes porque en una hay más niños/as para los que es su primera toma de contacto con una escuela y les cuesta más adaptarse que a los de segundo curso. Sin embargo, en ambos grupos hay muy buen ambiente. Los alumnos van soltándose y disfrutando de su entorno, de las instalaciones y recursos del centro, mientras se divierten y aprenden casi sin darse cuenta.

Las actividades que más les gustan son las de movimiento: bailar, saltar, correr, jugar dentro/fuera, recoger y guardar en cajas ciertos objetos… Y las que menos, las que requieren “esperar” o moverse poco como escuchar un cuento, pintar con ceras o permanecer sentados en el comedor mientras comemos.

img_4711

 ¿Cómo está siendo la adaptación de los niños en este inicio de curso?

El periodo de adaptación es difícil para todos. Los peques se sienten desubicados, los papás tristes por cómo reaccionan y los profes, preocupados por cómo se quedan los padres, y por ver a los niños/as pasar por ese mal trago.

Afortunadamente, cada vez todos estamos mucho mejor, los niños/as ya saben que los papás van a volver por la tarde, que ellos se lo pasan genial en clase y muchas veces se les olvida qué era eso por lo que lloraban antes.

A día de hoy hemos superado prácticamente esta etapa, y ya hay unos cuantos que cuando vienen a por ellos, quieren quedarse jugando. ¡Eso es genial!

 ¿Cuáles son tus metas para este año?

Que los niños sepan reconocer e identificar en inglés el vocabulario de los objetos de una clase, las partes del cuerpo, las estaciones del año y sus características, comidas, fechas importantes, etc. Y que empiecen a tomar conciencia de la importancia y el cuidado de las cosas que nos rodean, así como fomentar las destrezas para desarrollar la autonomía.

img_4712

 ¿Qué destacarías del equipo de ituitu?

Creo que es un equipo muy dinámico, en el que se respira buen ambiente, humor y compañerismo. Me siento muy afortunada por formar parte de él y espero poder aportar mi granito de arena.

A lo largo del año organizamos varias fiestas: Halloween, Navidad, Fallas, fin de curso ¿Cuál esperas con más ganas?

Es una pregunta difícil, porque la Navidad y las Fallas son dos fiestas muy importantes para mí. Sin embargo, si tengo que elegir una sin duda sería la Navidad. Me parece una época del año preciosa, en la que la felicidad y la alegría de la familia domina el ambiente, y estoy convencida de que aquí en ituitu será muy emotivo.

¿Tienes alguna anécdota divertida que te haya pasado en ituitu?

Hace unos días, tras terminar una actividad, se me cayó un folio que tenía en la mano y planeó hasta caer al suelo. Todos los niños dejaron lo que estaban haciendo para ir a por el papel. Y cuando uno lo recogió, el resto aplaudió, y así surgió un nuevo juego donde aprenden “espacio-tiempo”. Yo lanzo el folio y ellos tienen que calcular su recorrido y dónde ir a por él antes de que otro lo coja. ¡Ahora es uno de los juegos que más les gusta!

¿Qué es lo que te atrajo del proyecto de ituitu para decidirte a unirte al equipo?

Considero que es un centro único, donde las puertas se encuentren abiertas a los padres, lo que es un verdadero lujo. Por un lado los padres se quedan más tranquilos al ver la clase, hablar directamente con la profesora y poder despedirse de su hijo/a dentro de su aula. Al mismo tiempo, defiendo que para conocer bien a un alumno, y más cuando son tan pequeños que no hablan, es importante conocer y tener contacto cercano y regular con la familia.

También destacaría el precioso huerto del que dispone el centro en el que los niños cuidan y plantan alimentos, y el amplio patio con el arenero. Estas dos zonas son muy importantes para el desarrollo infantil y para un buen aprendizaje tanto cognitivo como físico.

Para mí es una oportunidad fantástica para aprender la metodología tan innovadora de enseñar sin dirigir, guiando al niño para facilitar su aprendizaje.

¡Larga vida al rock!

En ituitu estamos convencidos de los beneficios de la música para el desarrollo de los más pequeños. Por eso nos hemos aliado con Solfa Recursos Musicales, músicos profesionales y titulados que acumulan una larga experiencia en el sector educativo. Junto con ellos, hemos puesto en marcha dos talleres de música, uno para niños de 0 a 3 años y otro de 3 en adelante. Ambos están basados en sesiones muy dinámicas en las que el rock tiene un papel protagonista.

la-foto-5

La clase de prueba fue un éxito, para los que no pudisteis venir os dejamos un resumen de los contenidos y objetivos.

ESTIMULACIÓN MUSICAL ROCKERA (0-3 AÑOS)

La estimulación musical temprana tiene como objetivo el descubrimiento y desarrollo de las capacidades expresivas, musicales y psicomotoras del niño. La música para ellos debe ser un juego de sonidos y expresiones corporales, a través de los movimientos, la sensibilización motriz, visual, auditiva, y el contacto con las fuentes musicales. Para conseguirlo, apostamos por un método innovador basado en el Rock como eje transmisor.

De una forma general, se trabaja con:

-El desarrollo de la voz: lenguaje y canto.

-El contacto con las fuentes sonoras a través de materiales diversos: objetos e instrumentos.

-El reconocimiento y la representación en cuanto a la duración, intensidad, altura, timbre, etc.

-El desarrollo de la percepción auditiva y del pensamiento musical.

-La utilización del movimiento como medio de expresión y sensibilización motriz, visual y auditiva, para conocer el propio cuerpo, desarrollar el sentido rítmico y fomentar las relaciones sociales.

la-foto-4

TALLERES DE ROCK (+ DE 3 AÑOS)

¿Quién no ha soñado alguna vez con ser una estrella de rock? El Taller de Rock está dirigido a que los/as niño/as se acerquen a ese sueño y empiecen a tocar los instrumentos más característicos de una banda de rock: batería, piano, guitarra eléctrica y bajo eléctrico.

Cada trimestre se trabajará un instrumento para que se alcancen los conocimientos básicos (no es necesario que el alumno/a disponga de todos los instrumentos). 
A parte de lo estrictamente musical (acordes, ritmos, uso de la púa, riffs, tablaturas, manejo de las baquetas…) es muy importante el aspecto lúdico con el que se plantea la actividad ya que, mediante la utilización de canciones de grandes grupos del Rock (Queen, The Beatles, Nirvana, AC/DC,…) y la dinámica grupal de las clases, se consigue que los progresos vayan al mismo ritmo que el disfrute y la diversión del alumno/a.

la-foto-1

PRECIOS Y HORARIOS

Para el grupo de 1-3 años, las sesiones serán los lunes de 17.10 a 17.55. Así, los alumnos de ituitu irán directamente al terminar la jornada escolar, sin que tengáis que venir al centro a las 17:00.

La Escuela de Rock para el grupo de mayores (a partir de 3 años) también será los lunes, de 17.30 a 18.15, para dar tiempo a que podáis llegar del cole.

El precio de ambos es €45 mes, igual que año pasado. Para más info e inscripciones, podéis contactar con nosotros en el 633 67 43 57 o en el mail direccion@ituitu.es

Las clases comenzarán el lunes 3 de octubre, y estamos cerrando los grupos, pero aún quedan algunas plazas libres así que… ¡daos prisa en decidir, seguro que a las pequeñas rock stars que tenéis en casa les encantará!

 

 

“En Ituitu los niños pueden comprobar por ellos mismos a qué sabe, cómo huele, o de qué color es la vida.”

Marta es uno de nuestros más recientes fichajes. Vitalista, entusiasta y viajera, disfruta enseñando inglés y viendo crecer y aprender cada día a los niños de la clase de The Garden.

marta

Haznos una breve descripción de ti misma…

Tengo 28 años y soy de Valencia. He pasado casi toda mi infancia en esta ciudad que adoro.

Siempre he sido una persona inquieta y soñadora, con muchas ganas de ver y conocer mundo. En cuanto he tenido edad suficiente no he dudado en hacerme la maleta y descubrir cómo es la vida lejos de la comodidad y seguridad que me ofrece mi casa.

He pasado largas temporadas fuera; Bélgica, Grecia, Irlanda. Me he empapado de vivencias y lecciones y he exprimido cada uno de los minutos de mi tiempo de la forma más positiva. He conocido lugares y gente maravillosa y un sinfín de experiencias que guardo en mi caja de los tesoros.

Soy un poco reservada de inicio, pero la gran curiosidad que me provoca conocer qué tipo de persona se esconde detrás de una cara me empuja a abrirme a ella casi de inmediato.

Tengo muchos y muy buenos amigos y una gran familia a la que quiero y procuro tener lo más cerca posible. Sin duda es el principal motivo por el que siempre compro billete de vuelta.

Me encanta el arte y cada una de sus formas de expresión. He crecido rodeada de instrumentos y pinceles. Un lápiz y un blog de dibujo son mis fieles compañeros.

Siendo honesta, no he tenido clara mi vocación desde el inicio. A la pregunta “¿qué te gustaría ser de mayor? mi respuesta desde los 9 años ha sido: periodista, pintora o veterinaria. Más adelante descubrí que me encanta la enseñanza y disfruto mucho ejerciéndola. Trabajar con niños es muy gratificante y tremendamente divertido ¡Nunca es tarde para conocerte un poco mejor!

¿Qué balance haces del tiempo que llevas en la escuela?

Llevo cinco meses. Empecé en marzo del curso pasado y soy como quien dice “una recién llegada”. No obstante, mi balance es muy positivo. Me siento satisfecha con mi recorrido hasta el momento y tengo muchas ganas de seguir evolucionando. Me rodea un equipo de compañeras excelente que no han dudado en allanarme el camino todo lo posible. Me encanta la metodología experiencial y la libertad que tenemos para usar nuestra creatividad. También disfruto mucho con el contacto directo con los padres.

¿En qué clase estás? ¿Cómo está siendo la adaptación de los niños en este inicio de curso?

Estoy en la clase de 1 a 2 años. Llevamos poquito tiempo juntos pero sin duda se han ganado todo mi cariño y mi afecto. Disfruto muchísimo con ellos, les mueve la curiosidad, las ganas de oler, tocar, probar, descubrir el mundo que les rodea. Es increíble poder acompañarles en cada paso nuevo que dan.

huerto

Durante este periodo de adaptación, mi objetivo único y principal era el de que ellos se sintieran a gusto. El inicio ha sido un poco complicado, la sintonía matutina de las primeras semanas era la del llanto y el desconsuelo, pero puedo afirmar con una sonrisa en la cara que es un periodo ya superado. Los niños entran y salen del aula con una expresión totalmente diferente en sus caras, la de alegría. ¡No podría estar más satisfecha!

huerto-04

¿Qué destacarías del equipo de Ituitu?

Considero que es un equipo muy comprometido con todo lo que hace, con una experiencia y trayectoria muy amplia que se refleja en el día a día. ¡Tenemos muy buena sintonía y comunicación entre nosotras, algo fundamental a la hora de trabajar!

2016-10-03-photo-00000416

Está compuesto por personalidades y formas de ver las cosas muy diferentes. Lo que podría ser un hándicap lo hemos convertido en una de nuestras fortalezas. Compartimos ideas, opiniones y experiencias y el resultado es muy positivo.

¿Qué es lo que te atrajo del proyecto Ituitu para decidirte unirte al equipo?

Es un proyecto especial, bonito y diferente a todo lo que había conocido en mi etapa anterior.

La escuela está repleta de estímulos a cada paso que despiertan e incrementan la curiosidad de los niños.

Creo que las personas aprendemos y nos formamos a partir de nuestras propias experiencias. En Ituitu los niños pueden comprobar por ellos mismos a qué sabe, cómo huele, o de qué color es la vida.

El regreso de las sonrisas mañaneras

El mes de septiembre ha pasado y con él, vamos dejando atrás el temido periodo de adaptación. Seguimos escuchando algún lloro y las despedidas aún cuestan un poco, pero las sonrisas empiezan a ser mayoría entre nuestro niños al principio de la mañana. Poco a poco se van acostumbrando a su clases, a sus profes, a sus compañeros, y en definitiva, a la jornada en ituitu.

adaptacion

Los niños no son los únicos que sufren con el cambio, también las familias. Por eso os apuntamos algunos consejos para que sigáis haciéndolo igual de bien que hasta ahora:

  • Recordad que vuestra actitud es muy importante. Es necesario no actuar con inseguridad, duda o culpabilidad.
  • Debemos evitar el chantaje afectivo de “no llores que mamá se va triste”, o la mentira: “no llores que mamá viene ahora”.
  • Cuando sea la hora de marchar es mejor no alargar la situación: decir adiós con seguridad y alegría. Es importante que no piense que la marcha de los padres es opcional o que si protesta con fuerza impedirá la partida.
  • No prolongar las despedidas en exceso. Hay que trasmitir al niño que lo que estáis haciendo es lo mejor para él.
  • Dejaremos que el niño lleve, si así lo desea, su juguete favorito, algo que le sea familiar y le mantenga unido con su hogar.
  • No es un buen momento para introducir más cambios en la vida del niño (quitar pañales, cambio de habitación…) Será conveniente esperar a que supere el proceso de adaptación.
  • Evitar al recogerle frases como “ay, pobrecito, que le hemos dejado solito”, “¿qué te han hecho?”
  • Puede que el niño, en el reencuentro con los padres llore o muestre indiferencia, estas son algunas manifestaciones que no deben angustiarnos, a veces el niño también experimenta sentimientos ambivalentes, contradictorios, al mismo tiempo siente la separación con la educadora y el deseo de ir con sus padres.
  • Es posible que surjan pequeñas dificultades. No os alarméis, solo está adaptándose a un ritmo diferente.

adaptacion-03

Ese pequeño desequilibrio del inicio del curso debe contemplarse como algo normal. Si tanto en casa como en la escuela trabajamos en equipo creando juntos un clima de confianza y seguridad, muy pronto podremos dar el problema por superado.

 

“Menos fichas y más experiencias y disciplina positiva”

Cristina

En ituitu estamos muy orgullosos de nuestro equipo y por eso este año nos propusimos que los conocierais mejor. Con ese motivo inauguramos hace unos mese una serie de entrevistas por las que han pasado algunos de los miembros de este fantástico equipo. Para cerrar esta sección por este curso, hemos querido charlar con Cristina Amador, la impulsora y alma de ituitu Educación Infantil.

¡Hola Cristina! Haznos una descripción de ti misma y de cómo nace tu interés por la educación infantil.

Nací en Madrid hace casi 46 años y mis padres se trasladaron a Valencia tan sólo unos meses más tarde. Yo me siento un poco de todas partes… A los 17 años me fui a estudiar a Madrid y terminé la carrera en Londres, donde luego empecé a trabajar. Tras casi 10 años allí, viví un tiempo en Nueva York y estuve cuatro años en Sidney, antes de regresar a Valencia en 2007. Veinte años dan para mucho y creo que mi visión amplia del mundo es una de las características que posiblemente más me definen.

Soy introvertida y reservada, de pocos pero muy buenos amigos. Me muevo por principios y me quita el sueño la injusticia de cualquier tipo, especialmente la desigualdad de género. Pienso que el diálogo es importantísimo. Me tomo la vida bastante en serio, por lo que me vuelve loca la gente dicharachera, alegre y que me ayuda a soltarme la melena. Curiosa e inquieta. Intento no quedarme estancada con mis propias ideas. Últimamente es fácil encontrarme estudiando algo. Ahora mismo, el título de Guía Montessori para darle rigor a las novedades que estamos introduciendo. También me gustaría diplomarme en Disciplina Positiva.

Me pirra el chocolate negro, mi familia y las largas sobremesas con amigos. Me puede el desorden, comer la fruta sin plato de postre y el no por respuesta, sin haber considerado todas las posibilidades.

Lo que menos me gusta de mí es mi nivel de exigencia conmigo misma y por ende, el serlo también con los demás. Con la edad, he ido aprendiendo que lo perfecto es enemigo de lo bueno y que más importa disfrutar del viaje que del destino, aunque reconozco que a veces se me olvida.

Soy madre de dos chicos, uno de 5 y otro de 3 años, y junto con Jaime… ¡los tres hombres de la casa me mantienen en forma y a raya!

No recuerdo en qué momento empecé a interesarme por la educación infantil. Llevo 24 años trabajando en PwC, donde soy Directora de Formación de ejecutivos, labor que compagino con la escuela. Por tanto, el tema de la educación siempre ha formado parte de mi vida profesional. También hace muchos años que vengo colaborando con organizaciones como Save the Children o Cruz Roja en sus programas dedicados al bienestar de los más pequeños.

Sí que soy consciente de cuándo y dónde comenzó a fraguarse el proyecto de ituitu. Cuando vivía en Sidney, en mi trayecto a la oficina, subían muchos niños al autobús de línea. Todos los días los observaba, también a los hijos de mis amigos, y pensaba lo maravilloso que debía ser crecer en un entorno así. Fue entonces cuando tuve claro que quería poner mi granito de arena por y para la infancia y empecé a estudiar, a investigar y a visitar muchos sitios. El proyecto se quedó parado con mi vuelta a casa pero lo que fui viendo aquí me convenció de que hacía falta algo diferente. Menos fichas, más experiencias y disciplina positiva. Un día leí una frase que decía “Writers write. If you want to be a writer, write”. Ese fue el pistoletazo de salida. Un año después, con el apoyo de un montón de profesionales, abríamos las puertas de ituitu.

Ituitu·37

 

Este curso la escuela ha cumplido cinco años. ¿Qué destacarías de este tiempo?

Han sido unos años muy, muy intensos, con muchas satisfacciones y también con momentos difíciles.

De ellos destacaría tres cosas: la entrega total por parte de todos los que hemos formado parte de este proyecto, la trayectoria del centro y la relación con las familias. Abrimos con un solo niño y para el curso que viene estamos casi completos. Teniendo en cuenta la situación económica y social que hemos vivido, es para estar muy contentos. La reputación del centro es muy positiva e ituitu ya es una referencia en Valencia. También hemos logrado establecer relaciones muy próximas con muchas familias y hay días que nos los alegran observaciones maravillosas de los abuelos. Pero aunque pueda parecer un tópico, de lo que más orgullosos estamos es de ver a familias enteras crecer en ituitu. Dos, tres y cuatro hermanos y sus primos formando parte de ituitu. Un voto de confianza espectacular para el que no hay suficientes palabras de agradecimiento.

 

02 DSC_0373

¿Cómo crees que ha cambiado en la escuela?

Pienso que la escuela no ha cambiado en estos años. Ha evolucionado. Nos hemos mantenido fieles a los cinco pilares que definen nuestro proyecto educativo (la educación experiencial, el uso del espacio exterior y las aulas para trabajar, el contacto con la naturaleza, el bilingüismo, y la alimentación sana) y a nuestra forma de relacionarnos con las familias para que se sientan en su casa. Mientras se crece, no acomodarse requiere un gran esfuerzo. Todo esto forma parte ya del ADN del equipo, lo que nos permite continuar evolucionando. El siguiente paso es la integración de algunos principios Montessori para dar un mayor protagonismo a cada niño en su proceso evolutivo. ¡Es apasionante!

¿ Qué has aprendido en esta etapa?

El aprendizaje más importante ha sido aceptar que es imposible satisfacer por igual a setenta familias, aunque ésa sea nuestra intención. Todos hemos aprendido la importancia de valorar a cada una de ellas como única, a escuchar, a comunicar continuamente y a tener capacidad de respuesta para mejorar donde haya que hacerlo.

_DSC5534

Durante estos años, la escuela ha colaborado con partners como Microsoft, la Universidad Politécnica o Unicef. ¿De qué colaboración estás más orgullosa? 

Estoy orgullosa de todas las colaboraciones, pero si tengo que quedarme con una, lo haría con la del Politécnico porque hemos trabajado más codo con codo y hemos establecido una relación fantástica. Javier Jaén, el catedrático, es un hombre que también quiere mejorar su entorno a través de su trabajo y derrocha creatividad. Para él nada es imposible. Yo aprendo mucho cada vez que nos reunimos y cada conversación con él es un chute de pasión por lo que uno hace. Eso es contagioso y una suerte poder vivirlo. Espero hacer más cosas con ellos el curso que viene.

Pero no podemos obviar la labor de Unicef. Se acaba de publicar el informe de pobreza infantil y niños en riesgo de exclusión social. Casi un 22% de los niños españoles se encuentran en esta situación. ¡Eso es uno de cada cuatro! Creo que podríamos hacer más y espero que, con la involucración de las familias de la escuela, podamos seguir contribuyendo el año próximo.

 ¿Qué diferencia ituitu de otras escuelas de educación infantil?

La educación infantil ha mejorado mucho en los últimos años. Ya es raro ver alguna que se autodenomine “guardería” y creo que eso es significativo. No obstante, en mi opinión, hay que desprenderse de los libros de fichas y ofrecer experiencias sensorialmente ricas a los niños.

Más que hablar de lo que nos diferencia, que podría no ser justo, prefiero hablar de lo que nos define. Creo que la combinación de nuestro método, nuestro equipo y nuestras instalaciones hace de la nuestra una propuesta de mucha calidad. También las familias nos han agradecido a menudo el espíritu de mejora continua y nuestra capacidad de respuesta.

Ituitu·72

¿Qué destacarías del equipo de ituitu?

¡Un millón de cosas!

Las profesoras son grandes profesionales que aún teniendo mucha experiencia comparten la necesidad de progresar y evolucionar. Están totalmente comprometidas con el proyecto, mejor aún, con cada niño. Se complementan perfectamente. Unas son muy creativas y otras más “lógicas”; unas más gamberras y otras menos; y el trabajo en equipo las fortalece. Cada una vive su profesión por vocación y se deja la piel a diario. Me encanta que se hayan hecho muy amigas y se apoyen dentro y fuera del centro.

También Maribel, nuestra cocinera hechicera, es una parte clave. Gracias a ella siempre estamos introduciendo mejoras en el menú y todo, todo, todo, lo hace personalmente sin ayuda de briks o precocinados. ¡No me extraña que niños y mayores la adoren!

Irene tiene un papel complejo, porque tiene muchas facetas, trabaja muchísimo y nunca le falta la sonrisa. ¡Eso lo agradezco todos los días!

Jaime es la referencia masculina y cuando es necesario, puede ser el más objetivo de todos.

La verdad, es que tenemos la suerte de complementarnos y pasárnoslo muy bien.

01_DSC6496

¿Cuál es tu fiesta favorita de las que se organizan a lo largo del año?

La de Halloween. Es una fiesta “importada” pero cualquier excusa es buena en ituitu para montar un sarao. Es mi favorita porque es la primera del año, el primer momento del curso donde todas las familias se juntan y pueden disfrutar del “cole de sus hijos”. Es muy vistosa y disfruto con la sorpresa de los padres, especialmente de los nuevos.

En los últimos meses se han producido algunos cambios en el primer ciclo de educación infantil, por ejemplo el programa piloto de escolarización a partir de los 2 años o el cambio en el sistema de becas. ¿Qué opinión te merecen?

Creo que el cambio de una subvención universal a un modelo determinado por niveles de renta es más justo. El umbral establecido es lo suficientemente alto como para que una gran mayoría pueda acceder a las ayudas.

También estoy de acuerdo con el fomento de la escolarización de niños de dos años, a través de ayudas superiores a las actuales. No es el caso de los bebés. Creo que la reducción del apoyo en el tramo de 0 a 1 año no favorece la reinserción laboral de la mujer. Tendría sentido si las bajas por maternidad fueran más largas pero con las condiciones actuales, creo que la penalización es demasiado alta. De hecho, nosotros hemos asumido parte de la rebaja de las ayudas, ajustando nuestra tarifas.

Lo que nos tiene en ascuas es el proceso. Estamos casi en julio y la convocatoria aún no ha salido. Tiene toda la pinta de que comenzará el curso y las familias no sabrán con cuánta ayuda económica pueden contar. Y de los pagos de Conselleria a las escuelas, ya ni hablamos.

Tengo que reconocer que el tema de las aulas piloto de dos años en colegios públicos me enciende. No por el daño que pueda hacer a nuestro sector, sino desde un punto de vista educativo. ¡Ningún país del mundo – ninguno- comienza la escolarización de los niños a los tres años y mucho menos a los dos! Hay informes de Save the Children que indican que los colegios no son el entorno adecuado para niños tan pequeños. Necesitan estar en lugares más familiares y acogedores, sin cruzarse con “mayores”, sufrir los ruidos (sirenas y altavoces en muchos casos) o presenciar peleas. Además, hoy por hoy, pasan a formar parte de los procesos estándares de los colegios – desde la falta de comunicación personalizada, hasta el adelanto de objetivos como la escritura o la lectura-. Si la escolarización no es obligatoria hasta los seis años, ¿por qué tanta prisa por que escriban a los cuatro? Los resultados académicos nacionales tampoco nos acompañan.

Mi postura no es contra la educación púbica. Si hablásemos de escuelas infantiles públicas o plazas gratuitas, sería otra cosa. Es el mero hecho de encontrarse en colegios lo que creo que es un grave error.

Me preocupa mucho el siguiente paso – que los colegios concertados exijan la misma posibilidad que los públicos y se acabe jugando con la voluntad de los padres, que hacemos cualquier cosa por asegurarnos esa plaza escolar hasta bachiller. La eliminación del punto de libre discreción es prueba de ello. Ahora las familias pueden decidir de verdad dónde quieren llevar a sus hijos a los dos años, sin verse forzados a “comprar” ese punto adicional.

Sinceramente, espero que este proceso piloto no se cargue lo que acaba de mejorar.

Imagino que estáis trabajando ya en la planificación del año que viene. ¿Habrá novedades? ¿Cuáles serán?

¡Siempre hay novedades! En especial, destacaría dos: seguiremos afianzando la transformación de las aulas que hemos comenzado recientemente y lo extenderemos al patio. Además, nos gustaría fomenter más el espíritu de comunidad entre las familias, lo que haremos a través de varios comités. Esperamos que aporten valor y muchos padres y madres quieran involucrarse. Pero para poder darlo todo de nuevo el curso que viene, hacen falta unas buenas vacaciones, así que… ¡feliz verano a todos!