Arroz basmati con brócoli, huevo y pipas de calabaza.

Aunque normalmente lo encontramos durante todo el año, estamos en plena temporada de brócoli, así es que es más fácil encontrarlo ecológico o de km 0.
De entre muchos platos con brócoli, este es perfecto para toda la familia. Además de sano y nutritivo porque lleva hidratos, proteínas y verduras, ayuda a que los niños descubran colores y texturas en la comida. Una receta fantástica de Juan Llorca que nos chifla.

Ingredientes para 6 personas:

300gr arroz basmati integral cocido
1 cebolla
1 ajo
1 puerro
1 pimiento verde
1 cucharada de postre de pimentón
2 brócolis
1 puñado de pipas de calabaza
3 huevos eco
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Sésamo al gusto

Elaboración:
Ponemos a cocer el arroz mientras preparamos el sofrito y agua a calentar para cocer el brócoli al vapor o en agua con sal.
Ponemos en una sartén un buen chorro de aceite, y hacemos un sofrito con todas las verduras bien picadas hasta que estén pochadas. Añadimos el pimentón, las pipas de calabaza y seguimos salteando.
Una vez el agua del brócoli empiece a hervir, lo cocemos unos 7 minutos máximo. Mientras se hace (y ya con el arroz cocido) añadimos los huevos al sofrito y los vamos cuajando como si de un revuelto se tratase.
Una vez listo, mezclamos todo, poco a poco; el arroz, el sofrito, las pipas, un poco más de aceite, el brócoli recién cocido y unas semillas de sésamo tostado y ¡a disfrutar!

¡El brownie mas sano que hayas probado jamás!

Esta es una receta muy especial. Es un brownie a base de alubias pintas que nuestra profe Ester quiso compartir con todos en una de nuestras reuniones de equipo. Es una deliciosa receta de Magasilvita. Voló inmediatamente, así que pensamos que no podíamos guardarnos este maravilloso secreto solo para nosotros.
¡Esperamos que os guste tanto como al equipo entero!

Ingredientes:
200 gr de alubias negras cocidas (yo he usado de bote y las he enjuagado muy bien y escurrido)
60 gr de cacao en polvo 100%
3 huevos
120 gr de miel – si lo quieres bajo en calorías, usa xilitol al gusto (unas 4 cucharadas rasas) o stevia cooking,  son los mejores para endulzar.
media cucharadita de polvo de hornear
media cucharadita de bicarbonato sódico
1 cucharadita de pasta de vainilla o extracto de vainilla
1 cucharada de tu leche vegetal preferida (almendras, soja o arroz) o incluso leche de vaca
75 gr de nueces a trozos más o menos grandes según te guste a ti
100 gr de trocitos de chocolate.

Ponemos en el procesador de alimentos todos los ingredientes menos las nueces y las chispas de chocolate y trituramos hasta que esté todo finito. Le añadimos las nueces y las chispas y mezclamos con una espátula.
Vertemos la mezcla sobre el molde y podemos decorar por encima con unas pocas nueces más y unas pocas más chispas de chocolate.

Horneado en horno: Tenemos que tener el horno precalentado a 170ºC, una vez caliente horneamos el brownie unos 20 minutos. Lo sabremos cuando al pinchar tiene que salir ligeramente manchadito para que así esté super jugoso, como debe ser un brownie. Sacamos el molde del horno y lo ponemos a enfriar sobre una rejilla.
Horneado en el microondas: Ponemos el horno microondas en la máxima potencia y si tuvieras en el microondas función Crisp o función grill, activalo para que así hornee mejor por arriba. Hornearemos en el microondas durante unos 7 minutos. Sacamos del microondas y ponemos a enfriar sobre una rejilla enfriadora.
Decoramos nuestro brownie con un poco de chocolate.

Mousse de chocolate sin azucar

Para terminar el curso, os traemos una deliciosa receta de chocolate. Seguramente, uno de los ingredientes más adorados del mundo. Una mousse ligera fresquita es perfecta para las tardes de verano y además no lleva nada de azúcar ¡para chuparse los dedos!

Ingredientes para 4 raciones:
100 gr de chocolate negro
4 huevos
1 pizca de sal

Opcional:
Para adultos, se le puede añadir una cucharada de licor
2 cucharadas de chocolate negro rallado para decorar

Derrite el chocolate al baño maría. Cuando esté listo, retira del calor y deja enfriar un poco.
Separa los huevos. Bate las yemas hasta que estén claras y caigan como un chorro continuo de la cuchara. Añade el chocolate y mezcla suavemente. Si vas a poner licor, ahora es el momento.
Bate las claras con una pizca de sal hasta que lleguen al punto de nieve. Estarán listas cuando le des la vuelta al recipiente y no se caigan.
Añade las claras al chocolate con cuidado, intentando perder el menos aire posible, pero al mismo tiempo, sin dejar restos de las claras sin mezclar.
Transfiere a una fuente para servir o a recipientes individuales. Enfría en la nevera al menos dos horas. Para servir, añade el chocolate rallado por encima ¡A disfrutarlo todo el verano!

Un desayuno delicioso

Algunos nos habéis preguntado por opciones saludables para el desayuno de los más pequeños de la casa. ¡Así es que os traemos un muesli de lo más delicioso!

Ingredientes (para una ración de adulto)
Media manzana. A nosotros nos gusta la pink lady.
75 gr de copos finos de avena
150 ml de zumo de manzana.

Para servir: yogur griego natural (o el yogur de vuestra elección)
1 cucharada de miel o agave (opcional).

Raya la manzana en un cuenco, con o sin piel, según tu preferencia (para los niños, mejor sin la piel). Añade los copos de avena, mezclándolos bien y, suficiente zumo para que los cubra. Vuelve a remover, tápalo y déjalo reposar toda la noche en un lugar fresco. Cuando estéis listos para desayunar, mézclalo bien de nuevo y añade el yogur y la miel.

 

Si os preocupa que a los niños pueda no gustarles la textura de los copos de avena,se pueden triturar para que quede una mezcla más fina. Asimismo, en lugar de rayar la manzana, se puede añadir en puré.
Para los menores de un año, no recomendamos poner la miel.

También os recomendamos hacer el zumo con una licuadora. Si no podéis, ojo que no tenga azúcares añadidos. Si utilizáis la licuadora, la pulpa de la manzana se puede aprovechar en el muesli. Simplemente comprobad que el plato tiene la suficiente humedad para quedarse blandito y suave. Si no es así, se puede añadir un poco más de zumo o algo de manzana rayada.

Por último, podéis añadir algún fruto seco picado o semillas de lino que son un gran aporte de omega 3.

¡Qué lo disfrutéis!